5 tips para emprender en un negocio desde cero

Por Raúl Gorrín.- ¿Queremos emprender, pero no sabemos ni por dónde empezar? Aquí encontrarás unos consejos para aprender como iniciar un negocio desde cero. Como todas las cosas un poco complejas de la vida, parece complicado, pero si lo reducimos en una serie de pequeñas decisiones y nos llenamos de perseverancia, veremos como cada paso se puede superar sin demasiadas dificultades.

1- ¿Qué necesidad del cliente queremos cubrir?

Llamemos idea de negocio o nuevo concepto empresarial, la finalidad es la misma y tenemos que tenerlo muy claro desde el principio. Un negocio, una empresa, tiene que aportar valor a los clientes, cubriendo necesidades a cambio de pagar un precio. Si nuestra idea no responde a una verdadera necesidad, no sirve. Tenemos que asegurarnos que existe un mercado suficiente para nuestro proyecto.

2- ¿Cuánto nos cuesta producir?

Una vez que tengamos una idea más concreta del mercado potencial y del precio. ¿Cuánto nos cuesta producirlo? Evidentemente, si creamos una empresa es para ganar dinero, por lo tanto, es fundamental que estimemos los costes variables y gastos fijos de nuestro proyecto, para tener una primera idea de la rentabilidad.

Si vemos que nos cuesta mucho más de lo que deberíamos vender, en principio nuestra idea tiene poco futuro. A menudo, los emprendedores pecamos de grandeza, y queremos empezar con un local amplio y bien situado, varios empleados, maquinaria nueva, etc. Los gastos siempre van a ser mayores que lo que los estimados y los ingresos serán menores. Más vale empezar con humildad y menos gastos.

4- ¿Estamos capacitados para un proyecto empresarial?

Una de las grandes causas de fracaso de un negocio es que como promotores del proyecto no estemos capacitados para liderarlo. Por eso es importante preguntarnos con franqueza si de verdad tenemos la capacidad de convertir la idea en éxito. Uno de los aspectos más importantes es conocer el sector donde vamos a trabajar. La ilusión y el interés por nuestro proyecto, aunque son necesarios, no bastan.

Imaginemos que siempre hemos trabajado en un banco y nuestro sueño es montar una cadena de tiendas de animales, porque nos encantan las mascotas. Por mucho que nos hagamos ilusión, si no tenemos los conocimientos del sector ni los contactos, no va a ser imposible triunfar. En este caso es mejor asociarse con una o varias personas que nos aporten el aspecto que nos falta.

5- El plan de negocio

Una vez que tengamos más definida y clara nuestra idea de negocio y primeras estimaciones, empieza el verdadero trabajo con el plan de empresa. Tenemos que estudiar muy bien los aspectos comerciales e financieros del proyecto.

 

 

Visita también:

www.raulgorrin.org

El emprendimiento humanista

Los nuevos emprendedores

Referencia empresarial

Conciencia social

Productivity and Efficiency

The Entrepreneur-humanist

 

SÍGUEME..

Twitter

Facebook

Linkedin

Google+

 

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario