6 consejos para lograr la sostenibilidad empresarial

Por Raúl Gorrín.- La sostenibilidad empresarial es un término asociado a la capacidad de algunas empresas para garantizar su continuidad, viabilidad y posicionamiento. Recientes estudios en la materia han revelado que los consumidores valoran mejor a aquellas organizaciones que gestionan eficazmente los riesgos que su actividad supone, en cierta forma es una garantía de buen servicio y calidad. Lo que menos que quieren es inestabilidad e improvisación.

Debemos señalar que es el resultado de un conjunto de prácticas, decisiones, estrategias y procedimientos que tienen lugar en los negocios. Las empresas no nacen sostenibles ni alcanzan esta cualidad por sí solas. Es fundamental la visión a largo plazo que tengamos y la capacidad de gestión de nuestros recursos económicos, técnicos y humanos, quienes son los que a fin de cuentas determinan la viabilidad y la continuidad de nuestra empresa.

Consejos exitosos para alcanzar la sostenibilidad empresarial:

1) Unidad del negocio:

Un negocio unido casi siempre es un negocio sostenible. Sin embargo, este es todo un reto para las esferas directivas, porque debemos implementar medidas que hagan efectiva esta unión involucrando a la totalidad de miembros y grupos de trabajo.

2) La empresa como una parte de su entorno:

Ninguna empresa es una isla. Todas están conectadas directa o indirectamente con el entorno en el que operan y tienen, por tanto, una responsabilidad social. La sostenibilidad también puede medirse en función del papel que ésta asuma en su día a día; si tiene plena conciencia de todo lo ocurre a su alrededor, encontrará fácilmente enclave en el tejido social y humano; si no la tiene, difícilmente podrá proyectarse a largo plazo.

3) Liderazgo de la dirección:

Los directivos somos fundamentales para implementar un plan de sostenibilidad empresarial. Pero no en el sentido tradicional, es decir, delegar funciones en terceros y la toma de decisiones. Aquí es necesario que nos involucremos de lleno en el proceso, y lo abanderemos como un elemento más de la organización. Los directivos debemos ser líderes y referentes para los trabajadores.

4) Participación de todos los trabajadores:

Nadie puede quedarse fuera de un proceso de sostenibilidad. La unificación de prácticas y criterios definen el éxito de una estrategia de este tipo. Es impensable que un negocio aspire a ser sostenible corporativamente si solo unos cuantos miembros estamos plenamente comprometidos con este objetivo.

5) Estrategias comerciales locales:

Los negocios no pueden dejar de lado la acción local, es decir, todo lo relacionado con el entorno: instituciones, gobiernos, Estados, entre otros. La sostenibilidad también se basa en saber ocupar un lugar determinado y entrar en contacto con los distintos agentes que formamos parte del mismo.

6) Plan de ahorro programado:

El ahorro es esencial para la sostenibilidad de una empresa. Es el que nos permite hacer frente a circunstancias desfavorables o a eventuales crisis de gestión. Un plan de ahorro programado es casi una garantía directa de que la sostenibilidad empresarial es una realidad, tanto en el medio como en el largo plazo.

 

Visita también:

www.raulgorrin.org

El emprendimiento humanista

Los nuevos emprendedores

Referencia empresarial

Conciencia social

Productivity and Efficiency

The Entrepreneur-humanist

 

SÍGUEME..

Twitter

Facebook

Linkedin

Google+

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario