6 elementos para entender la ética empresarial

Por Raúl Gorrín.- La empresa es un organismo indispensable de la sociedad que genera riqueza a los accionistas, a los empleados de la misma y al colectivo en su conjunto. Debido a su poder económico regional, nacional y global influyen en la política, en la forma cómo se explotan los recursos naturales y como se toman las decisiones de inversión en la comunidad y en los países en los que operan.

 

A continuación, analizamos 6 elementos estratégicos que nos ayudarán a entender la ética empresarial:

 

1.- El planteamiento de este tema pone de manifiesto la necesidad que tenemos de reflexionar sobre la aplicación de la ética como fundamento de la RSE, no solamente en el ámbito tradicional, de la responsabilidad sobre lo ecológico y de la comunidad, sino más allá de la conciencia social. Sería desacertado en los actuales momentos no contar con fines claros acerca de la dimensión ética empresarial.

 

2.- La tendencia actual de las empresas es alinear e integrar iniciativas sociales con la actividad empresarial, ya que precisamente la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) impulsa el fortalecimiento de la organización y la lealtad de los consumidores hacia una determinada marca. La conciencia social del líder, su deseo y su ética hacer un aporte a la sociedad han cambiado el entorno de los negocios.

 

3.- La construcción de la confianza y la reputación de la empresa (riesgo de imagen), pasan necesariamente por actuaciones honestas en sus fines y en sus medios. En otras palabras, es necesario poner los medios para actuar bien, y no es malo que esto sea conocido, pero sería ético dar una imagen de lo que no se es, porque los hechos son los que determinan la confianza y la reputación empresarial.

 

4.- El buen comportamiento de la compañía genera confianza en su dimensión ética y ésta se transmite del plano personal al empresarial y de éste al entorno. El comportamiento ético responsable hace que las empresas pongan énfasis en el fortalecimiento de los mecanismos internos para asegurar el retorno de la inversión.

 

5.- El apego a prácticas éticas de negocios, son cada vez necesarias ante los fraude y errores intencionales al no observar procedimientos, códigos de ética, leyes y regulaciones locales o internacionales que han llevado a pérdidas patrimoniales, donde elementos como la oportunidad ante la falta de controles y sanciones, el enriquecimiento a costa de todos; y la presión por parte del gobierno corporativo, personales o del mercado, se deben a la falta de ética empresarial.

 

6.- Una empresa con una ética responsable, tiene un proceso de gestión de negocio exitoso. Los conduce con claridad. Desarrolla prácticas para el beneficio de todos sus stakeholders clientes, trabajadores, comunidad, autoridades, entorno y accionistas, entre otros. Su responsabilidad debe tener la capacidad de escuchar los intereses de las diferentes partes y de incorporarlos a la planificación de sus actividades, siendo el modelo de un ejercicio de transparencia hacia adentro y fuera de la empresa.

 

Visita también:

www.raulgorrin.org

El emprendimiento humanista

Los nuevos emprendedores

Referencia empresarial

Conciencia social

Productivity and Efficiency

The Entrepreneur-humanist

 

SÍGUEME..

Twitter

Facebook

Linkedin

Google+

 

No hay comentarios

Agregar comentario