Algunas claves para mejorar la productividad empresarial

Por Raúl Gorrín

¡La productividad, ay, la productividad!

Ese es el eterno dilema de las organizaciones, producir más para tener mayor rentabilidad.

¿Qué hacer para incrementar los niveles de producción?

He aquí algunas claves.

Nos centraremos en los indicadores de productividad más importantes que debe implementar en su organización que le ayudarán a alcanzar de manera más eficaz y efectiva los objetivos y metas que se ha trazado.

Recordemos que por productividad entendemos la relación que se establece entre los resultados obtenidos y los medios utilizados para ello. La productividad es la que le permite a las organizaciones crecer y obtener ganancias.

Es indispensable una buena gestión empresarial para poder lograr la productividad en el seno de la organización. Estamos hablando de implementar técnicas que apunten a hacer la empresa más competitiva, sostenible, viable. Es necesario enfocarse en los procesos críticos para optimizarlos.

Hay que establecer objetivos y unas metas claras. Esto es vital. Esto debe ir acompañado del diseño de una hoja de ruta para evitar desviaciones, pues los objetivos empresariales no son un asunto sencillo de conseguir. La falta de motivación, los elementos distractivos, la poca competencia, atentan contra el deseo alcanzarlos. (Raúl Gorrín )

Hay que fomentar las sinergias, algo que pasa por tener claros los valores de la organización empresarial. La comunicación de los equipos es fundamental, al igual que la motivación interna.

Trabajar con buenos trabajadores y de manera coordinada ayuda a la obtención de los resultados esperados con miras a mejorarlos aún más.

Es muy importante incentivar la creatividad y la innovación, adecuarse a los nuevos tiempos, implementar nuevas acciones que ayuden a que los procesos sean menos complejos. Crear constantemente para sobrevivir en el mercado.

Subirse y no bajarse del autobús de la tecnología para no quedarse anclados en los viejos esquemas de producción. La actual es una sociedad dinámica que cambia a diario y las empresas están obligadas a ir al mismo ritmo. No hacerlo es correr el riesgo de que las orgaizaciones se conviertan en un cementerio de cachivaches inoperativos.

Planificar las acciones a seguir de manera oportuna para prever los inconvenientes. Es preciso administrar el tiempo con el mismo celo con que se administra el dinero.

En las organizaciones los directivos y distintos niveles de jefatura deben estar dispuestos a delegar responsabilidades. Ello dinamiza los procesos.

Motivar a los trabajadores, flexibilizar las labores, lo horarios. Facilitar la conciliación de lo laboral y lo personal y familiar. Recuerde: Los trabajadores que están descontentos no producen. (Raúl Gorrín )

No Comments Yet.

Leave a comment