Cinco consejos para tomar buenas decisiones financieras

Por Raúl Gorrín.- EL bolsillo hay que cuidarlo y ni se diga de la caja registradora de su empresa o emprendimiento. Para ello es absolutamente necesario adoptar buenas y acertadas decisiones financieras.

En estos tiempos de crisis económica global el dinero no es algo que abunde y, por tanto, cada gasto en que se incurra debe estar muy bien pensado.

Y, ojo, evite hacer gastos como producto de la emocionalidad.

Tomar decisiones financieras inteligentes es posible y aquí le damos algunos consejos:

  1. Haga del ahorro un acto automático.

Es muy bajo el porcentaje de trabajadores que ahorra sistemáticamente cada mes. Se entiende que dado lo duro de la crisis económica se haga difícil guardar algo de los ingresos que se perciben.

Sin embargo no es imposible, así que, aunque sea en un bajo porcentaje en un principio, habitúese a destinar con religiosidad una cantidad para el ahorro.

Abra una cuenta de ahorros especial para ello o un fondo de inversiones o plan de ahorro para su jubilación. Configurar una transferencia automática puede ser la vía para no caer en la tentación de gastar el dinero en otra cosa.

  1. Presupueste la diversión.

Sí, así como lo lee, esto evitará la tentación de gastar más de lo debido en entretenimiento y esparcimiento. Si usted fija una cantidad mensual para ello, simplemente se creará el hábito de que sólo eso destinará a tal fin.

  1. Evite salir solo de compras.

Si su propósito es ser comedido con los gastos, entonces convenga con un amigo o familiar que también esté decidido a ahorrar, para que juntos salgan al mercado. El uno será control del otro.

El control mutuo deberá pasar por preguntarse si lo que se quiere comprar en realidad satisface una necesidad o es sólo un capricho;  es realmente urgente comprarlo o puede esperar; existirá en el marcado una versión más barata del producto; qué uso le dará al artículo o producto.

  1. Cuide su salud y sea feliz.

Estar saludable contribuye a tomar mejores decisiones. Duerma lo suficiente, coma bien y a las horas, no exagere con las bebidas alcohólicas o simplemente evítelas, haga ejercicios.

  1. Entienda y cultive la fuerza de voluntad.

Es preciso ejercitarla pues es como un músculo. La fuerza de voluntad se debilita con el tiempo, así que trate de tomar sus decisiones a primeras horas del día cuando está más fresco y tiene más dominio propio.

 

 

Visita también:

www.raulgorrin.org

El emprendimiento humanista

Los nuevos emprendedores

Referencia empresarial

Conciencia social

Productivity and Efficiency

The Entrepreneur-humanist

 

SÍGUEME..

Twitter

Facebook

Linkedin

Google+

 

No hay comentarios

Agregar comentario