Claves por obtener financiamientos para PYMES

Por Raúl Gorrín.- La pequeña y mediana empresa mueve la economía en cualquier país, son ellas las que mayor número de puestos de trabajo ofrecen y las que satisfacen buena parte de las necesidades que la sociedad tiene en materia de productos y/o servicios.

Pero las PYMEs, como también se les conoce, requieren de inversión la cual, a su vez necesita de fuentes de financiamiento.

Acudir a las entidades bancarias sigue siendo la principal vía para la obtención de créditos para lo cual, deben definir sus necesidades con base a los objetivos que se plantee estas organizaciones. Asimismo, deben poner orden en la contabilidad, de manera de poder acceder a las líneas de financiamiento.

La solicitud de crédito no es cuestión que pueda manejarse alegremente y, por tanto, en las pequeñas y medianas empresas, del crédito obtenido depende, en muchas ocasiones, la supervivencia de los negocios.

La obtención de crédito es directamente proporcional a la capacidad de estas empresas de mantener un ingreso constante de capital. Esto en virtud de que, por lo general, el tamaño de estas organizaciones les deja un margen pequeño de ahorro en que el funcionamiento depende del financiamiento que logren conseguir.

Corresponde además a los pequeños y medianos empresarios, tomar previsiones en esta época actual caracterizada por la crisis económica global en todo el mundo.

Estas previsiones pasan por mejorar la eficiencia y eficacia de los negocios, cumplimiento de los objetivos y metas, organización contable, optimización de los procesos productivos y reducción del gasto, entre otros aspectos.

Una manera de lograr esto es la búsqueda de asesoría especializada y la contratación de servicios de consultoría.

A objeto de lograr e mejor provecho del crédito recomendamos a las PYMEs definir claramente sus objetivos, un paso previo e imprescindible antes iniciar la búsqueda de financiamiento. Hay que tener una visión precisa acerca del destino que se le quiere dar al financiamiento de manera de sacarle el mejor y mayor provecho posible. Luego de establecer cuál es el estado financiero de la organización, entonces se podrá definir el monto del crédito a solicitar.

Luego, el pequeño y mediano empresario debe iniciar la búsqueda y comparación de las distintas opciones existentes y analizar con detenimiento cual es la que más le conviene. Debe ponderar las necesidades de su organización con los servicios financieros disponibles, estudiar las condiciones, plazos, intereses, etc. Sólo entonces deberá tomar una decisión. Es necesario no tomar decisiones apresuradas.

Luego lo que corresponde es poner orden en toda la documentación que debe presentar a la entidad financiera. Los bancos son muy estrictos en este sentido y observan con mucho cuidado la meticulosidad de los solicitantes.

Preparase desde antes y elabore un plan de pago antes de solicitar su crédito, Sea previsivo. Este le ayudará también a programar su presupuesto. Piense que a partir de la obtención del financiamiento, aparte de los gastos operativos deberá cubrir las cuotas de cancelación de dicho crédito.

Actuar de esta manera le permitirá tener un balance financiero sano que le brinde posibilidades maniobra en el corto, mediano y largo plazo, sobre todo en lo que a liquidez se refiere. Si procede de esta manera realizará sus pagos a tiempo y fortalecerá su historial crediticio, algo fundamental para el buen nombre de su organización.

 

Visita también:

El emprendimiento humanista

Los nuevos emprendedores

Referencia empresarial

Conciencia social

Productivity and Efficiency

The Entrepreneur-humanist

 

SÍGUEME..

Twitter

Facebook

Linkedin

Google+

 

 

 

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario