Consejos para crear una comunidad de negocios

Por Raúl Gorrín.- Ser parte de una comunidad de negocios nos permitirá ampliar la red de contactos de manera considerable. El camino como emprendedores suele ser solitario, y muchas veces esto puede generar desmotivación. En una comunidad de negocios encontraremos personas que se encuentran transitando el mismo camino que nosotros hemos elegido. Algunos con más experiencia y otros con menos. Se permiten intercambiar experiencias, debatir, y hasta hacer negocios dentro de la comunidad.

Las comunidades son una herramienta muy poderosa que nos ayudan a crecer y mejorar nuestro negocio. Nos traen beneficios en costos, en ganancias y en posicionamiento de una empresa, producto o servicio que ayudan a las compañías a tener mayor longevidad en el mercado. Pero, sobre todo, la importancia de las comunidades es que nos ayudan a crear relaciones con nuestros clientes potenciales lo que a la larga lleva a que ganemos clientes comprometidos con la empresa, con el producto y con el servicio que prestamos.

Deberíamos tomar en cuenta estos consejos:

El primer punto clave a tener en cuenta es por qué deseamos formar parte de una comunidad de negocios. En este tipo de iniciativas es fundamental tener objetivos claros. Ampliar la red de contactos, darnos a conocer, dar a conocer nuestro producto o servicio, pueden ser algunos de los objetivos que nos permitan desenvolvernos dentro de la comunidad con soltura.

En ocasiones, la participación en estas comunidades está relacionada a un interés latente en emprender, en tener un negocio propio. Si ese es nuestro caso, aprovechemos el espacio para escuchar las experiencias de personas que ya han atravesado el camino que deseamos comenzar a transitar.

Una vez que conocemos cuál es el motivo por el que participamos en la comunidad, y si ya tenemos un negocio en funcionamiento, es fundamental que tengamos la capacidad de compartir de qué trata en pocos minutos. Es importante estar preparados para poder contar bien quienes somos y qué es lo que hacemos de manera clara, concisa y en muy poco tiempo. Para eso, es importante que tengamos preparado un discurso de ascensor. Consiste en presentar efectivamente el negocio en pocos minutos (tres como máximo).

Un cliente comprometido es más barato de servir porque la empresa no tiene que convencerlos de que sus productos y servicios son buenos para este. Se ven menos influenciados por factores como el precio por lo que están dispuestos a pagar por un producto de la empresa X y precio mayor que el de cualquier otra compañía.

Hay varias formas en que una empresa puede crear comunidad, una es creando un espacio propio donde nuestros clientes puedan dar retroalimentación, intercambiar opiniones, simplemente interactuar entre ellos, ejemplos de esto son: la creación de blogs corporativos o foros de discusión, así como otros espacios de comunidad de consumidores.

 

Visita también:

www.raulgorrin.org

El emprendimiento humanista

Los nuevos emprendedores

Referencia empresarial

Conciencia social

Productivity and Efficiency

The Entrepreneur-humanist

 

SÍGUEME..

Twitter

Facebook

Linkedin

Google+

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario