¿Cuáles son los problemas más frecuentes en las empresas familiares?

Por Raúl Gorrín.- Como lo señalamos con anterioridad, en las empresas familiares operan dos sistemas, empresa y familia, cuya confluencia puede dar a pie a que surjan conflictos por la interposición de ambos.

Así tenemos, por ejemplo, la pequeña y mediana empresa, pyme, en manos de clanes familiares, en las que en la medida que crece se va incrementando la demanda y por ende la producción, aumenta la facturación, entre otros aspectos. La organización se va desarrollando y adquiriendo un mayor volumen que reclama otro tipo de conducción más profesional y cada vez más alejada de los criterios iniciales impuestos por el grupo fundador, es decir, por la familia propietaria.

La nueva estructura que se va conformando en la medida que la organización crece y se desarrolla reclama un nuevo tipo de gerencia que responda a los dictámenes profesionales, a las tendencias administrativas modernas en la que los viejos criterios de conducción familiar lucen desfasados.

Esto exige que se incorporen a la organización gerentes en quienes hay que delegar el poder de decisión que antes reposaba en manos de algún miembro de la familia fundadora.

Comienzan los conflictos entre la gerencia media y el rol del ejecutivo principal que coincide con el de accionista mayoritario, todo en una misma persona. Entonces se desdibuja la estructura de delegación.

Estamos en presencia de una superposición de dos sistemas dentro de una estructura organizacional en la que sus miembros tienen un doble rol, como directivos y accionistas.

En las empresas familiares los dos sistemas, familia y empresa, poseen una lógica, una necesidad y una forma de conformación diferente.

Mientras la familia se rige por el amor y el afecto, la empresa exige una lógica de eficiencia y de productividad.

La diferencia entre los dos sistemas en los que los roles están ocupados por las mismas personas.

Esto genera conflictos surgidos de las discrepancias que la convergencia de roles implica. Demandas desde cada uno de los sistemas cuyos titulares son los mismos, vienen las tensiones y la empresa comienza a operar ineficientemente.

Es un conflicto difícil de resolver pues plantea un dilema de grandes dimensiones para los directivos y accionistas que, como ya dijimos, son las mismas personas, entre proteger los intereses de la familia o a la empresa.

Entre los problemas que suelen presentarse en las empresas familiares también destacan los referidos a la sucesión, pues no siempre los miembros del clan están dispuestos a renunciar a las posiciones que ocupan.

También surgen problemas por la entrada de parientes políticos que se integran a la estructura ejecutiva como en el directorio.

Del mismo modo, en las empresas familiares suelen haber más necesidades individuales que puestos disponibles para que ocupen los miembros del clan.

Otros problemas surgen en la nueva etapa generacional en quienes la obligación de continuar juntos se enfrenta a los deseos, afinidades o intereses de cada cual.

 

Visita también:

www.raulgorrin.org

El emprendimiento humanista

Los nuevos emprendedores

Referencia empresarial

Conciencia social

Productivity and Efficiency

The Entrepreneur-humanist

 

SÍGUEME..

Twitter

Facebook

Linkedin

Google+

 

 

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario