Economía colaborativa: Una buena manera de emprender

Por Raúl Gorrín.- Para muchos la economía colaborativa se perfila como la alternativa ideal para emprender.

A través de ella es posible sumarse a un proyecto organizacional sin necesidad de tener que aportar la totalidad del capital, sino de hacer aportes que pueden bien estar representados en activos, en tiempo o conocimiento, por nombrar algunas formas.

En pocas palabras, la economía colaborativa plantea compartir en lugar de poseer.

La economía colaborativa o consumo colaborativo como también se le conoce propone una revolución en la que las nuevas tecnologías desempeñan un papel protagónico, toda vez que se erigen como los puentes entre quienes intervienen.

La economía colaborativa plantea un sistema de redes y mercados organizados para utilizar recursos subutilizados, siendo que la tecnología se constituye en el factor que facilita su  funcionamiento.

Mediante la economía o consumo colaborativo una persona de beneficia de lo que a otro le sobra, bien por intercambio o trueque, o mediante un precio de intercambio. Es muy ventajosa pues las personas no necesitan hacerse de un bien que solamente requieren por un tiempo o en muy poca medida.

Con base en este sistema entonces es posible desarrollar emprendimientos exitosos erigidos sobre la base del compartir.

Hay que identificar un recurso que esté subutilizado y entonces proceder a diseñar un modelo  que permita utilizarlo al máximo agrupando para ello a las personas que lo necesitan y a quienes son dueños del recurso.

La economía colaborativa es, según algunos, una consecuencia de la digitalización, pero al mismo tiempo se erige como una respuesta frente a los abusos en los precios, el mal servicio y la mala o ausente regulación estatal.

Existen tres sistemas básicos de economía o consumo colaborativo:

  1. Mercado de redistribución el cual procura extender el ciclo de vida de los productos mediante trueques que tienen como escenario las plataformas digitales. Se basa en el intercambio de productos usados.
  2. Sistema colaborativo que plantea el intercambio de recursos, tales como dinero, tiempo y habilidades.
  3. Servicio de producto en el que se paga por el beneficio que ofrece un producto sin tener que comprarlo.

Visita también:

El emprendimiento humanista

Los nuevos emprendedores

Referencia empresarial

Conciencia social

Productivity and Efficiency

The Entrepreneur-humanist

 

SÍGUEME..

Twitter

Facebook

Linkedin

Google+

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario