Empresas sustentables: Es posible ganar dinero y cuidar el ambiente

Por Raúl Gorrín.- La responsabilidad social empresarial ha generado iniciativas francamente interesantes y significativas en pro de mejorar el medioambiente sin que ello signifique que las organizaciones tengan que renunciar al objetivo de ganar dinero.

No se trata de una opción sino que la única vía que, a la larga, la sociedad tiene es integrar el concepto de responsabilidad social empresarial al eje central de las organizaciones. Es imperativo que así sea. Es el único camino y a ello se llegará tarde o temprano.

¿Por qué decimos esto?

Pues, porque la supervivencia de las empresas y emprendimientos depende de aquí sea.

Ello redundará en productividad, rentabilidad, pero también sustentabilidad, salud del entorno y fidelidad de la clientela. De allí a la felicidad, sólo será cuestión de un paso. Ojo, cuando hablamos de felicidad no nos referimos a la mera emocionalidad, sino al estado de bienestar y progreso que se logra cuando se sintonizan los intereses comerciales con los del ser humano, los de la sociedad y el medioambiente.

No es una tesis peregrina, no, es factible y ya muchas iniciativas empresariales así lo comprueban. Son organizaciones que destacan por el impacto y la manera como abordan conceptos sociales, ambientales y de inclusión.

Y es que la responsabilidad social empresarial ha trascendido de las meras acciones filantrópicas a un elemento estratégico de las organizaciones que han comprendido que es perfectamente posible el lucro empresarial sin que esto conlleve el deterioro ambiental.

La evolución del concepto de RSE apunta hacia la concreción de alianzas empresariales con los estados y la sociedad civil en procura del crecimiento y desarrollo económico sustentable. Es un esfuerzo mancomunado en el que se apuesta a mantener una relación ganar-ganar de todas las partes.

En América Latina destaca Centroamérica, que se ha convertido en pionera de la responsabilidad social empresarial a través de un esfuerzo conjunto que involucra a seis países de la región. Se comparte estrategia, metodología, objetivos, metas.

Es toda una red que trabaja mancomunadamente para integrar los aspectos económicos propios de cada organización, tales como la competitividad y la calidad del empleo, con el impacto social positivo del sector privado, todo desarrollado dentro de una estrategia que procura la protección del medioambiente y la gobernabilidad.

 

Visita también:

El emprendimiento humanista

Los nuevos emprendedores

Referencia empresarial

Conciencia social

Productivity and Efficiency

The Entrepreneur-humanist

 

SÍGUEME..

Twitter

Facebook

Linkedin

Google+

 

 

No Comments Yet.

Leave a comment