Errores más comunes al momento de hacer negocios

Por Raúl Gorrín.- Se dice que hacer negocios es un arte y no se equivocan quienes piensan así. Se requiere de mucha habilidad, agilidad mental y control emocional para llevar a cabo unas negociaciones. Son muchas las aristas del asunto, muchos los flancos que cubrir para que todos logren salir satisfechos. Es que el mejor negocio es siempre aquel en el que todos salen ganando.

Sí, no es cosa fácil y por ello se pueden cometer muchos errores que hoy, en esta entrega queremos advertirle a objeto de que trate de evitarlos al momento de entablar una negociación.

Veamos.

  1. No trabaje usted solo. Creer que somos capaces de dominar todos los aspectos de una negociación y estar al pendiente de todo puede hacer que, perfectamente, se nos pasen por alto algunos asuntos.

La infalibilidad y la perfección no existen y, por ello, lo mejor es trabajar en equipo. No importa que la voz cantante la lleve uno solo, requerirá de auxiliares que cubran los distintos aspectos que vayan acordándose. Por otra parte, nunca está de más escuchar otra opinión.

  1. Escuchar es fundamental, nunca deje de atender lo que dicen sus clientes. Y es que muy seguramente lo que piense su clientela puede diferir de lo que usted cree sobre su producto y/o servicio. Por tanto, es indispensable que escuche lo que al respecto tienen que decirle.

Además, poner atención a lo que el cliente dice le ayudará a perfeccionar su negocio al corregír aquellos asuntos que no satisfacen del todo a sus clientes.

  1. No pretenda abarcar más allá de lo que realmente pueda ofrecer. Si algo aprecia el cliente es la sinceridad y la honestidad.

Es por ello que, sobre todo cuando comience un negocio, se enfoque en una sola cosa a la vez. Primero un producto y/o servicio hasta lograr perfeccionarlo y optimizarlo, para luego pasar a una nueva línea de producción. Busque la excelencia en lo que hace actualmente y sólo entonces busque diversificarse y expandirse.

  1. Cobre por su producto y/o servicio lo que tiene que cobrar, ni más ni menos. Salvo las ofertas de lanzamiento o los descuentos por temporada, usted no tiene ni que salir a regalar su producto, ni pretender cobrar mucho más de lo que realmente vale.

Tenga presente que no por cobrar más barato se vende más. El buen precio debe ir acompañado de calidad y buen servicio. Tampoco quien cobra más necesariamente vende el mejor producto.

  1. Mantenga la formalidad en sus negocios. Hay que respetar las reglas y hacer las cosas de acuerdo a lo establecen las leyes. No obvie ningún aspectos sólo por querer concretar una venta más rápidamente.
  2. Hasta que no tenga el dinero en la mano no considere que un negocio está cerrado. El mundo de los negocios está lleno de grandes ventas que nunca se concretan. Sólo hasta que el ingrese el dinero en caja se puede considerar que el negocio terminó.

 

Visita también:

El emprendimiento humanista

Los nuevos emprendedores

Referencia empresarial

Conciencia social

Productivity and Efficiency

The Entrepreneur-humanist

 

SÍGUEME..

Twitter

Facebook

Linkedin

Google+

 

No Comments Yet.

Leave a comment