Errores que debe evitar al emprender

Por Raúl Gorrín.- Emprender, lo hemos dicho en múltiples oportunidades, no es una tarea fácil, al contrario, requiere de mucha perseverancia, resistencia y fuerza de voluntad para no tirar la toalla cuando las eventualidades y problemas comiencen a hacer acto de presencia.

Es por ello que hay que estar prevenidos al bate, atentos a las circunstancias, a la realidad que le circunda, para que pueda prever lo que está por llegar y no lo tome por sorpresa.

En esta entrega, como en tantas otras, queremos ofrecerles algunos consejos que esperamos puedan ayudarle a tenga una mejor experiencia con su emprendimiento.

Evite sentirse culpable por todo lo que le sucede. Es más, expulse para siempre la culpa de su vida. Las cosas pasan y tenga o no usted responsabilidad por lo acontecido, lo que se impone es que se dedique a solucionar y no echarse encima un camión de culpas. Eso no tiene sentido, lo que aplica es buscar ponerle remedio al asunto.

La inconsciencia puede llevarlo a cometer numerosos errores. Enfóquese, no actúe distraídamente, mantenga los ojos bien abiertos para poder percatarse de lo que sucede a su alrededor. Muchos de los eventos que nos suceden ocurren por no estar atentos.

Así que, observe, escuche, piense y solamente entonces, actúe.

Nadie es mejor que usted pero, ojo, usted tampoco es mejor que nadie. El complejo de superioridad es un verdadero problema que ciega a quienes lo padecen. No estamos diciendo que no coseche la autoestima, sino que no pretenda ubicarse por encima del resto de la humanidad. Nadie tiene todas las respuestas, así que muéstrese dispuesto a escuchar a la persona que tiene a su lado quien, probablemente, es la indicada para ayudarle a solucionar su problema.

Relacionado con lo anterior es tener conciencia de que usted no es un sabelotodo. “Sólo sé que no sé nada”, dijo un gran filósofo y tenía razón.

Cada quien tiene lo que tiene y punto, así que execre la avaricia de sus haberes personesonales. El que mucho abarca, poco aprieta  dice el refrán popular, así que recuérdelo siempre.  Por el contrario, sea generoso con quienes tienen necesidad. Dar tiene efecto retroactivo, créalo.

No se sienta con derecho a todo. Usted sólo tiene derecho a tener aquello por lo que lucho, lo que se ganó.

Por último y no por ello menos importante. Evite la deshonestidad a toda costa. La verdad es inalterable, no intente lo contrario porque tarde o temprano está se impondrá y usted quedará francamente muy mal. El que mal anda, mal acaba.

 

 

Visita:

El emprendimiento humanista

Los nuevos emprendedores

Referencia empresarial

Conciencia social

Productivity and Efficiency

The Entrepreneur-humanist

 

Sígueme::

Twitter

Facebook

Linkedin

Google+

 

 

 

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario