Grandes empresas con espíritu emprendedor

Por Raúl Gorrín.- Para no pocas empresas de gran envergadura es una práctica ya habitual el fomentar y promover el espíritu emprendedor entre sus integrantes, lo consideran vital. ¿Por qué lo hacen? Pues porque les interesa que todos los integrantes de sus equipos de trabajo, así como sus directivos mantengan vivo el deseo de crear e innovar, propio de los emprendedores.
Y es que entre la innovación y el emprendimiento hay una relación directa, lo uno es condición de lo otro.
Por su parte, las grandes empresas deben en gran medida su éxito a su carácter innovador, de no haber sido así, difícilmente el negocio habrían alcanzado la dimensión de gran corporación. Es una situación que se repite en una y otra gran compañía. Es poco probable que estas compañías alcanzaran el tamaño y el ascendente en la sociedad que han adquirido si carecieran de impulso innovador.
Esta es una gran verdad comprobable al ver que son las grandes empresas las que mayores inversiones hacen en innovación. El constantemente estar renovándose, el fruto de su innovación permanente las hace más productivas, rentables, competitivas y sostenibles.
El crecimiento que experimentan estas grandes empresas innovadoras se mantiene en el tiempo.
La innovación es, pues, para las grandes empresas en el convulsionado mundo de hoy caracterizado por una severa crisis económica a escala mundial, la que les permite mantenerse vigentes, pues constantemente están presentando al público sus novedades. Superar la crisis del planeta pasa obligatoriamente por hacer cosas nuevas o por encontrar nuevas maneras de hacer lo mismo.
Y es que las grandes empresas saben que sin el espíritu emprendedor difícilmente sus equipos de trabajo podrán asumir la innovación, la creatividad como estrategia en un mundo cada vez actual que requiere de esa dosis entusiasta que lleva constantemente a la renovación y a la búsqueda de nuevas maneras de enfrentar la realidad.
Los desafíos del mundo globalizado requieren del esfuerzo mancomunado de todos sus integrantes. Dar respuesta a las necesidades y exigencias de los clientes y la sociedad en general amerita del espíritu guerrerista del emprendedor.
Pero también saben que los emprendimientos son el motor de la sociedad actual, que ellas no pueden asumir la totalidad de los mercados y la responsabilidad de dar satisfacción a las necesidades del público. Las grandes compañías conocen que hay más talento fuera de ellas que en su seno, que solas no dominarán los avances tecnológicos.
Las empresas de envergadura deben ser impulsoras de los emprendimientos para generar un ecosistema más innovador.
Las grandes compañías saben que solas no pueden enfrentar el mundo y son los emprendimientos sus grandes aliados para salir adelante.
Visita también:
El emprendimiento humanista
Los nuevos emprendedores
Referencia empresarial
Conciencia social
Productivity and Efficiency
The Entrepreneur-humanist

SÍGUEME..
Twitter
Facebook
Linkedin
Google+

No Comments Yet.

Leave a comment