Guía para emprender cuando no sabe cómo empezar

Por Raúl Gorrín.- Hay muchas personas que están decididas a emprender pero sencillamente no saben cómo hacerlo. En esta oportunidad queremos darle algunas indicaciones que pueden servirle de guía cuando ha decidido acometer un emprendimiento.

Generalmente existen instituciones gubernamentales y privadas especializadas en la materia que pueden ayudarle. Busque en su ciudad, su estado o país, las organizaciones a las que se puede dirigir para buscar asesoría.

Debe aclarar si su negocio quiere emprenderlo solo o sí quiere hacerlo en sociedad.

Ponga las ideas en un papel, aunque en principio no les encuentre coherencia. Esto le permitirá organizarse y no dejar nada a expensas de la memoria.

  1. Determine si su decisión de emprender obedece a la oportunidad o necesidad. Quien lo hace por necesidad generalmente tiene menos claro el panorama y actúa llevado por las circunstancias, además podría estar tomando la decisión en el momento menos indicado.

Quien emprende porque visualiza una oportunidad está actuando por haber percibido alguna viabilidad en su idea de negocio.

  1. No basta tener una idea de negocio, sino hay que saber desarrollarla, gestionarla. De nada vale tener una idea innovadora y creativa si no se sabe plantear, abordar y desarrollar.
  2. Cuando se plantea una idea de negocio hay que pensar en el mercado. Ese maravilloso producto y/o servicio que ha ideado, tiene que ser vendible, tener posibilidades de ser vendido en el mercado.
  3. Visión de largo plazo. No se puede montar un negocio sólo pensando en el momento inmediato. Dios quiera que así sea, pero difícilmente lloverán los clientes el primer día de su apertura. Establecer un emprendimiento requiere de recursos más allá de hacerlo arrancar. Hay que pensar cómo se mantendrá durante el primer año y tal vez un poco más, cómo pagará a sus empleados, el alquiler, los servicios, cómo comprará la materia prima e insumos.
  4. No puede tener desfases en tesorería. Esto es fatal, pues puede hacer las ventas más extraordinarias del mundo, pero todas pagaderas a 90 días y resulta que con sus proveedores firmo a 30 días. ¿Cómo hará para cancelarles?

Gestiones sus ventas acortando plazos y eliminando clientes que no sean rentables.

  1. Los precios hay que establecerlos sobre bases ciertas y luego de haber estimado muy bien los costos. Evítese sorpresas.
  2. Nunca ignore al cliente. Las necesidades de su cliente son las prioritarias, no las suyas. Los negocios se diseñan pensando en ellos.

Así que si no posee experiencia, entonces dedíquele más tiempo a la planificación. El plan de negocios es una herramienta vital que le ayudará a poner los pies sobre la tierra. La improvisación, téngalo por seguro, no lo conducirá a ninguna parte.

 

Visita también:

www.raulgorrin.org

El emprendimiento humanista

Los nuevos emprendedores

Referencia empresarial

Conciencia social

Productivity and Efficiency

The Entrepreneur-humanist

 

SÍGUEME..

Twitter

Facebook

Linkedin

Google+

 

No Comments Yet.

Leave a comment