La paz: modelo de negocio sostenible

Por Raúl Gorrín.- En muchas ocasiones, los empresarios nos hemos visto obligados a dejar en un segundo lugar temas claves para la sostenibilidad de nuestro negocio asociados a la prosperidad del entorno donde operamos, por tener que concentrar esfuerzos para evitar ser afectados por conflictos sociales.

La posibilidad de generar un valor compartido es mucho mayor cuando las empresas no tenemos que dedicar parte de nuestra energía y recursos a enfrentar amenazas a nuestra seguridad, como pueden ser el ataque a las instalaciones. Al no tener que asumir estos acontecimientos nuestras empresas no tendrían que ser resguardadas como hoy lo requieren, por tanto, la relación con las comunidades será más fluida, lo cual facilitará llevar a cabo una gestión exitosa de RSE con la comunidad.

Hoy más que nunca la paz, sostenibilidad y prosperidad van de la mano. Es una oportunidad para que las empresas se enfoquen hacia la construcción de cambios y paz entendida como la transformación de los entornos de operación, haciéndolos más sostenibles y prósperos.

Las empresas en Venezuela han operado y generado riqueza pese a la agitación social del momento. Tienen iniciativas exitosas en el marco de la RSE y conforme a los estándares internacionales de empresas y derechos humanos.

Para que una empresa aporte de manera significativa a la construcción de una exitosa armonía duradera y estable, es clave que al menos consideremos estos 7 elementos:

1) Que las iniciativas que emprendamos en esta materia se tomen a consciencia, 2) que sean parte integral de nuestra gestión empresarial.

3) que efectivamente ayuden a transformar las condiciones de la comunidad o de los grupos de interés.

4) Promover, por ejemplo, los llamados mercados inclusivos donde se involucra a la base social como parte importante de la cadena. Este tipo de iniciativas no son extrañas para algunas empresas en el país que operan en zonas de alta agitación social y han generado sostenibilidad para el negocio y rentabilidad para todos.

5) El reto está en ir más allá de los programas sueltos de responsabilidad social y meterse de lleno en la noción de sostenibilidad. En este contexto caben iniciativas como las de emprendimiento e innovación social, que no son otra cosa que buscar nuevas soluciones a viejos problemas como la inequidad y la falta de oportunidades. Estos merecen una lectura moderna, que aproveche la tecnología, pero, sobre todo, que brinde la posibilidad a las comunidades de participar en la construcción de las soluciones. El emprendimiento y la innovación social sin duda requieren que los empresarios pongamos de nuestra parte y que la gente se involucre activamente en los procesos de cambio.

6) Promover, por ejemplo, los llamados mercados inclusivos donde se involucra a la base social como parte importante de la cadena y las empresas reacondicionan sus negocios. Este tipo de iniciativas no son extrañas para algunas empresas en que han generado sostenibilidad para el negocio y rentabilidad para todos.

 

 

Visita también:

www.raulgorrin.org

El emprendimiento humanista

Los nuevos emprendedores

Referencia empresarial

Conciencia social

Productivity and Efficiency

The Entrepreneur-humanist

 

SÍGUEME..

Twitter

Facebook

Linkedin

Google+

 

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario