Líder humanista: gran servidor social

Por Raúl Gorrín.- Un líder humanista ha de aspirar a run armonioso equilibrio y procurar la búsqueda del mejoramiento continuo hacia la perfección personal y profesional, y su irradiación al entorno, de forma que quienes comparten la vida con él se sientan impulsados a seguirlo.

Está dirigido por un espíritu que ambiciona adquirir y ejercer el mayor número de virtudes. De entre ellas la veracidad, la sabiduría, la impecabilidad y la nobleza son cualidades que hoy son particularmente necesarias en quienes asumen las riendas de las distintas áreas y departamentos de empresas exitosas. Y por supuesto, ello es extensible a todos los empresarios y por ende a toda la comunidad, porque cada uno de nosotros estamos llamados a ser líderes de nuestra propia vida.

Se ejerce desde la persona y va dirigido hacia las personas. Este principio tan sencillo de explicitar es el que fundamenta el liderazgo humanista. Entre sus características destacan:

*.. El líder humanista es la persona que influye en otras para que tomen una dirección compartida; consigue que la gente haga cosas que inicialmente no quería y luego guste de hacerlas.

*.. Tiene capacidad para imprimir su voluntad en los liderados e inducirle al seguimiento, a la obediencia, al respeto y a la cooperación. Nos persuade, nos atrae, nos da su confianza y se la gana: nos mueve con suavidad hacia la toma de decisiones. Nos motiva y dirige. Cambia los rumbos y las cosas.

*.. Va primero, sirve primero, da los primeros pasos y nos invita a seguirlo. Porque el liderazgo humanista es auto exigencia y ejemplaridad. Implica confianza: es una relación emocional de identificación. A veces los liderados no sabemos la dirección hacia dónde queremos ir. Por parte del líder hay intención y deseo de acertar, y por el otro lado hay motivación: con eso basta.

*.. Siente pasión insuperable por hacer el bien y ser justo en todo. Su riqueza interior y su sensibilidad moral no está hecha de rutinas y reglamentos casuísticos sino de apego de corazón a lo moral. Su primera virtud es el amor.

*.. El carismático, nos induce gran devoción, atracción casi mágica y entusiasmo contagioso no del todo racional. Suele ser frágil y de vínculos emocionales inciertos pero exitosos.

*.. Es ejemplar en el trato humano. Pone el corazón para estar cerca de nosotros como trabajadores. Nos escucha a todos y establece corrientes de afecto y de vida. Es buen conocedor de los hombres, es simpático, sin excederse en amabilidades. También es capaz de sostener la moral en las más contrarias circunstancias.

*.. Conoce sus cualidades como personas, por tanto, tienen un

alto grado de autoconocimiento. Genera resonancia dentro de la empresa. Es pedagogo porque educa nos educa constantemente.

 

Visita también:

www.raulgorrin.org

El emprendimiento humanista

Los nuevos emprendedores

Referencia empresarial

Conciencia social

Productivity and Efficiency

The Entrepreneur-humanist

 

SÍGUEME..

Twitter

Facebook

Linkedin

Google+

 

 

 

No Comments Yet.

Leave a comment