Liderazgo humanista comprometido

Por Raúl Gorrín.- Los modelos extremistas en política y economía fracasaron rotundamente y dieron paso a una nueva generación de emprendedores que entienden que el éxito empresarial debe ir acompañado de políticas sociales que beneficien a todos.

Así, el compromiso empresarial ya no sólo apunta a alcanzar ganancias y beneficios para el empresario, sino que estos se deben compartir con quienes se constituyen como los principales colaboradores de toda empresa: los trabajadores.

El nuevo liderazgo se dirige al bien común sin desestimar la ganancia y el rédito económico, aunque existan ejemplos que van más allá, como es el caso de Bill Gates cuyo legado no será para sus descendientes sino para fundaciones que trabajan por el bien común, por la sociedad. Su compromiso con la energía limpia es un claro ejemplo del nuevo humanismo empresarial.

Este modelo de empresa se caracteriza por trabajar incansablemente para alcanzar sus objetivos y metas.

Asimismo, soñar con el éxito es una norma que rige en el seno de las empresas humanistas pero no se circunscribe únicamente a los propietarios, sino que es una filosofía de la que se hace participe todo el personal.

Impera la independencia, pues se estima que todas las partes deben alcanzar su desarrollo y juntos deben luchar por el éxito común.

Hay que enfocarse en los clientes para servirles con eficiencia, eficacia y efectividad pues son el nervio central de las empresas.

En el seno de las empresas humanistas debe imperar la sencillez, tanto como característica de las personas, como en el propósito de que las decisiones a adoptar sean igualmente sencillas. Se cree que la sencillez beneficia a la empresa y a la sociedad en general.

El trabajo en equipo donde todos participan y aportan es la norma

El cuidado del gasto, pues hay conciencia de que el despilfarro de los recursos no conduce a ninguna parte, sólo al fracaso.

Capacidad de adaptación es una característica que deben tener tanto los líderes como los integrantes de los equipos de trabajo. Hay que saber adaptarse tanto a las circunstancias como a los cambios que la nueva sociedad plantea.

Los empresarios humanistas deben trabajar enconadamente para potenciar el éxito que beneficie a la organización y a la sociedad, algo que es posible pues se tiene claridad consciencia de que el centro de todo es el hombre, llámese empresario, trabajador, proveedor o cliente.

 

Visita también:

www.raulgorrin.org

El emprendimiento humanista

Los nuevos emprendedores

Referencia empresarial

Conciencia social

Productivity and Efficiency

The Entrepreneur-humanist

 

SÍGUEME..

Twitter

Facebook

Linkedin

Google+

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario