Los Millenials: nuevos desafíos para las empresas

Los Millenials, generación, que se está convirtiendo en la mayor fuerza económica, enfrenta directamente los retos que trae la economía del nuevo milenio. Los millennials o Generación Y, cómo también se les conoce, son quienes se hicieron adultos o son jóvenes adultos al comenzar el nuevo milenio.

Ellos han vivido los efectos de las crisis económicas como la del 2008 o la caída de los precios del petróleo, tienen diferentes hábitos de consumo y educación financiera. Ahorran más que las otras generaciones:  una encuesta realizada por una reconocida consultora multinacional  reveló que el 66% de los millennials se describen a sí mismos como ahorradores, porque el dinero que guardan es  más que el de las generaciones anteriores, esto a pesar de los duros retos financieros que enfrentan. En el estudio los millennials dicen que están ahorrando por encima del 10% de sus ingresos. Entretanto otra mitad de los consultados informó que  ahorran para su retiro.

Son más cuidadosos con el uso de las tarjetas de crédito: muchas personas de esta generación lamentan haberse endeudado para pagar la universidad, por eso lo piensan dos veces a la hora de pedir plata prestada.

No están interesados en símbolos de estatus tradicionales: un millennial no sueña con tener un carro lujoso o una casa grande, de hecho ellos  tienen 29% menos de probabilidades de comprar un carro que la Generación X, tampoco están interesados en consumir marcas caras. Suelen buscar formas baratas de entretenimiento como quedarse en la casa preparando comida y viendo videos o jugando con videos juegos, prefieren invertir en un viaje antes que ir a un restaurante o a una fiesta costosa.

Algunos restos que enfrentan las empresas ente las exigencias de esta generación:

Adaptarse al sistema económico

La generación demuestra pocos conocimientos financieros sobre inversión, vida crediticia o pensiones, tampoco entienden muy bien cómo funcionan los impuestos o las bolsas de inversión. Esto puede afectar sus proyectos a largo plazo y sus sueños de emprendedor. No les interesan los cargos fijos ni el cumplimiento de horarios.

Son financieramente frágiles

A pesar de que son ahorradores, los millennials no están preparados para gastos imprevistos como lo pueden ser multas de más de un salario mínimo. Ellos no se preocupan por conseguir vida crediticia,  por eso no suelen tener una tarjeta que los saque de aprietos, ni forma de pedir un préstamo.

Las facilidades económicas están disminuyendo, según investigadores de reconocidas instituciones educativas. Las personas en 1950 teníamos 79% de posibilidades de hacer más dinero que sus padres,  en 1980 el porcentaje es de 50%. Se estima que la caída se debe a la devaluación de los grados universitarios, porque cada vez ser profesional tiene menos ventajas,  incluso cuando el costo de la educación es cada vez más alto

Los millennials están llenos de deudas

Debido a los altos costos de la educación, los millennials comienzan su vida adulta llenos de deudas. El problema de este endeudamiento es no tener estabilidad, lo que los ha hecho posponer metas como casarse, tener hijos o comprar una casa.

Es aconsejable que pagar las deudas se convierta en una prioridad, para no estar atado y poder continuar. Muchos cometen el error de elegir un plan de crédito con una tarifa de pago baja por mes, al final terminan pagando muchos intereses.

Los salarios de los millennials se quedan estancados

Se cree que los millennials están ganando 20% menos que lo que ganaban los baby boomers a la misma de edad. Esto se debe a que es diferente conseguir un empleo después de una época de crisis que en una época de bonanza económica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Principio del formularioFinal del formulario

 

No hay comentarios

Agregar comentario