Modelos de negocios del futuro

Por Raúl Gorrín.- Los modelos de las empresas del futuro se están definiendo y construyendo hoy día, pues es una tarea que no se puede dejar para mañana. Las empresas y emprendimientos tienen que reinventarse constantemente para poder sobrevivir en tiempos de vertiginosos cambios.

Para los pesimistas advertimos: Los cambios son oportunidades y estas hay que aprovecharlas cuando se presentan, pues si no lo hacemos, simplemente les tamos cediendo nuestro lugar a otros.

Cada época ha supuesto cambios que le han dado vuelcos increíbles a la forma de organización de las sociedades donde se han operado, sino echen un vistazo a la mitad del siglo 15 cuando la imprenta hizo su aparición, o a los distintos estadios de la revolución industrial.

Igual lo estamos viendo desde que Internet entró en escena y la digitalización ha comenzado a operar en todas las áreas de la vida humana. No lo negamos, este fenómeno le ha apretado el acelerador al proceso de transformación social.

Todo está cambiando, la sociedad, las organizaciones, las instituciones, los gobiernos.

La tecnología abandera la transformación del mundo y, en particular, las relacionadas con la información y las comunicaciones, mejor conocidas como TICs.

La principal característica que está adquiriendo el proceso de cambios en la actualidad es la movilidad que se hace posible por la explosión de los puntos de contacto a internet. Ahora es posible conectarse desde casi cualquier parte desde una serie de dispositivos que han ido surgiendo conforme el ingenio humano les ha dado entrada. Así las empresas han dejado de estar enclavadas en un solo lugar para ubicarse en la multiplicidad de sitios desde donde se pueden conectar los hombres y mujeres que las integran.

Una verdadera revolución que ha permitido nuevas modalidades de trabajo, como el teletrabajo, la flexibilidad horaria, así como otras maneras de mercado a través del comercio digital, por ejemplo.

No conforme con eso, ahora es posible cargar consigo los inmensos archivos de las organizaciones a través de las nubes y acceder a ellos mediante un sencillo clic. La información, pues, ha dejado de residir en un solo lugar. O mejor, se encuentra en un solo lugar pero se accede a ella desde multiplicidad de sitios.

Pero la conectividad no se da solamente entre empresas y sus trabajadores, no, también es posible entre todas las personas que se conectan a las redes sociales.

Toda esta estructura de la que estamos siendo testigos y protagonistas está, a su vez, generando conocimiento y manejo de datos sobre los mercados, sus componentes, los clientes, sus intereses, sus exigencias, etc.

Y cada espacio de este mundo hiperconectado constituye un nicho de mercado y una oportunidad nueva de negocio. Sólo es cuestión de afinar la mirada para hacer surgir las oportunidades que están ocultad detrás de cada circunstancia solamente esperando ser descubiertas.

 

Visita también:

El emprendimiento humanista

Los nuevos emprendedores

Referencia empresarial

Conciencia social

Productivity and Efficiency

The Entrepreneur-humanist

 

SÍGUEME..

Twitter

Facebook

Linkedin

Google+

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario