Raúl Gorrín: Cuando la decisión de superarse no conoce de excusas

Bárbara es una estudiante de 17 años que vive en Catia y se levanta todos los días a las 4:30 de la mañana para llegar a las 7:00 A.M. a la Escuela Técnica Asistencial Luís Rodríguez Sánchez de La Urbina, donde está próxima a culminar el bachillerato.

Junto a ella, su hija Miranda de tan solo ocho meses comparte el día a día entre las clases, las prácticas y los compañeros.

Pero lo más interesante es que esa circunstancia no le ha impedido mantener su excelente promedio académico que la hace merecedora de pertenecer al programa de becas “Una Carrera por el Futuro” de Seguros La Vitalicia y que me honro en presidir.

Para Bárbara, su hija es una nueva razón, la más poderosa, para superarse y alcanzar sus sueños. “Estudio con ella en brazos o cuando duerme, pero sigo trabajando en mi meta de ser Bioanalista y así será (…) el incentivo económico del Programa ha sido de gran ayuda en estos momentos para continuar estudiando y agradezco a mi familia, profesores, compañeros y a La Vitalicia por el apoyo que nos están dando”, expresó la joven madre durante uno de los talleres de concientización y proyecto de vida que reciben los 300 becados de este año para apoyarlos integralmente en su carrera por el futuro.

En La Vitalicia apostamos por desarrollo y progreso de Venezuela a través del estudio, el esfuerzo y el trabajo. Es por eso que apoyamos a esta juventud que no se detiene y que hacen de la adversidad un reto, una razón más para alcanzar la excelencia  y sacar adelante el país.

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario