Raúl Gorrín: “Educación, salud y deporte son mi visión como empresario comprometido socialmente”

Seguros La Vitalicia se compromete con la juventud venezolana

Aportar soluciones y ayudar a construir un futuro mejor para los jóvenes venezolanos ha sido el norte en materia de Compromiso Social Empresarial (CSE) para la compañía aseguradora La Vitalicia, desarrollando programas sociales para las nuevas generaciones que tienen un sueño de superación, y vinculándolos a la salud, la educación y el deporte.

Prueba de ello, ha sido el exitoso programa “Una Carrera por el Futuro”, donde unos 300 jóvenes estudiantes de los últimos años de bachillerato, provenientes de 11 liceos públicos de la Gran Caracas, y seleccionados por su condición socioeconómica y su alto promedio de notas, obtuvieron una beca así como una serie de talleres para incentivarlos e instruirlos en la creación de su proyecto de vida. Todo ello asociado con la pasión por el béisbol, nuestro deporte nacional.

“Se trata de un programa que guarda relación con nuestra filosofía empresarial de ofrecer respuestas humanistas a desafíos locales con un enfoque global, y cuyos resultados nos motiva a extenderlo en el tiempo. Siguiendo las recomendaciones que hiciera a nuestro país, el Fondo de Poblaciones de las Naciones Unidas, promovemos la educación en aras de un mejor país, y como dicen los mismos becarios, para demostrarles a sus padres y a ellos mismos que todos los esfuerzos valieron la pena, y que se puede salir adelante” señalo Raúl Gorrín presidente de la compañía.

Salud y educación para la infancia en situación vulnerable

“Para que los niños vean un futuro mejor” es otro programa emprendido por La Vitalicia en alianza con las direcciones de Salud y Educación de la Alcaldía de Sucre y con cooperación de La Fundación Bengoa, para beneficiar a unos 200 estudiantes pertenecientes a más de 30 escuelas municipales del estado Miranda.

Esta jornada dirigida a incentivar la lectura y mejorar el aprendizaje de nuestros estudiantes, en especial los de menos recursos, comenzó con la evaluación visual y donación de lentes a niños y niñas cursantes de primaria.

El programa se complementa con una serie de talleres dirigidos a los docentes y bibliotecólogos de los planteles seleccionados, a fin de sensibilizarlos y convertirlos en agentes multiplicadores en la promoción de la lectura y acercar a los muchachos a ese mundo de la palabra oral y escrita, el conocimiento y la fantasía, para que les ayude a ampliar horizontes y comprender mejor su realidad.

Gorrín destaca que se trata de un proyecto social que integra salud, educación y cultura, factores fundamentales para superar la pobreza y encaminar a las nuevas generaciones hacia una sociedad más justa y productiva.

“Con proyectos en pro de la comunidad como éste, reafirmamos nuestra condición de empresa socialmente responsable que dirige sus esfuerzos en apostar al futuro del país a través de la salud y la educación”, puntualizo el empresario.

No hay comentarios

Agregar comentario