Tips para hacer un buen trabajo con actores externos

Por Raúl Gorrín.- En las organizaciones el trabajo no siempre se lleva a cabo con la plantilla de empleados de esta, sino que debido a algunas circunstancias o especificidades de algunas labores, se tiene que recurrir a la contratación de actores externos a la empresa.

En algunas oportunidades se trata de trabajo de entrenamiento al haber adquirido alguna nueva maquinaria o tecnología, o a una asesoría que busca optimizar algunos procesos o corregir algunas fallas que se estén suscitando en la organización.

Pero cualquiera que sea la razón, lo importante es hacer que la convivencia entre unos y otros —internos y externos— se lleve a cabo de la mejor manera posible, en los mejores términos de armonía y provecho mutuo.

Sea que estas personas se desempeñen freelance, stakeholder o asociados, lo fundamental es desarrollar una relación óptima con los elementos externos. Es necesario entender que lo importante es lograr que el beneficio para la empresa se alcance y, por consiguientes, para los internos que seguirán en labores tan pronto los externos culminen su trabajo y se vayan.

Si por las características del contrato los actores externos tienen que mantenerse en permanente relación pues a ellos corresponde el control de su actividad en nuestro negocio, pues entonces hay que hacer todo lo posible y lo imposible para lograr llevar la fiesta en paz.

¿Qué hacer para mantener una buena relación? Veamos:

  1. Hay que alinear los intereses de ambas partes.

Es indispensable entender que al trabajar con una empresa asociada o persona en particular, cada una de las partes mantendrá sus propios intereses pues cada uno trabaja en función de sus propios objetivos y metas.

Lo pertinente, entonces, es hacer que los intereses de uno y otro converjan y se enrumben por un mismo camino. Es decir, corresponde a las partes, configurar los intereses que sean comunes de manera que permitan llevar a cabo las labores remando en un mismo sentido y todos se vean beneficiados.

En lo que respecta a los intereses particulares de cada parte, una buena actitud es colaborar con el otro para que pueda cumplir sus propias metas entendiendo que si ellos mejoran también lo haremos nosotros.

 

  1. Es necesario centrarse en el apoyo mutuo.

Cuando un actor externo se suma a nuestra cadena de producción es imprescindible que se produzca un apoyo mutuo. La idea es que ambas partes se hagan el trabajo más fácil.

Configurar una red de apoyo al equipo subcontratado puede contribuir grandemente a enrumbar a ambas empresas al éxito más prontamente y de manera sostenida en el tiempo.

Producir en estas condiciones será más eficiente, eficaz y efectivo.

 

  1. Hay que defender su marca con vigor.

La imagen de la marca hay que preservarla a como dé lugar. Se trata de un activo invaluable que no puede dejarse perder por malos entendidos ni acciones que puedan malograrla. Es por ello que es importantísimo analizar y evaluar cuidadosamente la contratación externa y verificar que la actuación de esta última no afecte a nuestra marca de ninguna manera. Hay que asegurarse que ambas marcas estén protegidas.

 

 

Visita también:

El emprendimiento humanista

Los nuevos emprendedores

Referencia empresarial

Conciencia social

Productivity and Efficiency

The Entrepreneur-humanist

 

SÍGUEME..

Twitter

Facebook

Linkedin

Google+

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario